Menú

¿Cómo pasará el equipo Aston Martin Cognizant Formula One a los primeros puestos de la parrilla de salida? Datos, dulces datos

James Whitemore
2,102

Equipo Aston Martin Cognizant Fórmula One 

Nos diferenciamos ligeramente de la mayoría de empresas en el hecho que no estamos condicionados expresamente por los ingresos. En realidad, sería el rendimiento y ese rendimiento, no solo del coche, llega a todo lo que hacemos en la empresa. — Bill Peters, director de información, equipo Aston Martin Cognizant Formula One

Cualquiera que vea la conocida serie documental de Netflix, Drive to Survive, ha podido asistir a una visión nunca antes mostrada del paddock de la Fórmula Uno y los equipos que luchan por alcanzar la gloria. Pues bien, el director de información de NetApp, Bill Miller, se reunió recientemente con Bill Peters, director de información del equipo Aston Martin Cognizant Formula One (AMCF1), quien dio más detalles sobre la importancia que tienen los datos en la competición de la F1 y cómo la alianza del equipo con NetApp está lista para ayudarle a conseguir el rendimiento y ganar los campeonatos.

Aunque 2021 ha supuesto el esperado regreso de Aston Martin a la parrilla de F1, Bill Peters no ha dejado en ningún momento de dirigir equipos de TI que respaldan la F1 y equipos de carreras de competición, incluidos McLaren, Lotus, Caterham y BWT Racing Point, durante más de dos décadas. Al unirse a AMCF1, afirma: «este último capítulo es la guinda del pastel para mí; he sido fan de Aston Martin toda mi vida».

Decir que los equipos de la F1 generan una gran cantidad de datos sería quedarse muy corto. Solo en un fin de semana de carreras, tienes, básicamente, una pared virtual que se extiende desde la pista a la fábrica. En primer lugar, los ingenieros de carrera están en comunicación constante con los pilotos en cuestiones relativas al programa que ejecutan, las condiciones y las decisiones sobre la pista. Los ingenieros de control y los ingenieros de rendimiento supervisan las estadísticas más importantes del vehículo y cómo este y el piloto están rindiendo para que los pilotos puedan hacer ajustes en tiempo real.

Después están los ingenieros de estrategia que utilizan herramientas avanzadas para tratar de predecir qué sucederá y adaptarse rápidamente cuando haya un accidente, un coche de seguridad en pista o una parada en boxes no planificada. Por último, los analistas de neumáticos, los ingenieros de rendimiento aerodinámico y los ingenieros de rendimiento de los vehículos analizan los datos en tiempo real que proceden del coche para poder traducir esa información vital y devolverla a su especialidad.

Según Bill, esto no es todo. «Tienes también simulaciones paralelas que se desarrollan en la fábrica, lo que requiere la entrega de subconjuntos de datos en tiempo casi real para que el equipo que se encuentra allí pueda analizarlos».

Cuando acaba el fin de semana de las carreras, el flujo de datos no se detiene. Tomemos como ejemplo el rendimiento aerodinámico. Los nuevos conceptos se revisan en primer lugar mediante la dinámica de fluidos computacional (esencialmente un túnel de viento virtual). Si los resultados que se generan son positivos, se crean prototipos reducidos y se ponen a prueba en un túnel de viento real. Si esta fase resulta muy prometedora, el equipo crea componentes a tamaño completo, los coloca en el coche, recopila más datos y correlaciona los resultados de nuevo en el túnel de viento.

Entra en la fábrica de AMCF1 y también encontrarás un área de simulación dinámica donde se prueban los componentes, plataformas que agitan los coches para probar su resistencia y departamentos de análisis de estructuras y neumáticos. Todas estas áreas crean grandes cantidades de datos que se deben analizar, correlacionar y convertir en decisiones. «Cuanto más rápidos y mejores seamos frente a nuestros competidores en todas estas actividades, más competitivos serán nuestros coches», dice Bill.

El equipo recurrió a NetApp porque, desde la pista a la fábrica, gran parte de los datos están actualmente en silos. Los datos se generan y se utilizan donde son realmente necesarios, pero el equipo ha luchado por obtener correlaciones entre esos datos.

Según Bill, transformaron su pasión por el concepto de Data Fabric de NetApp® en una «estructura de carreras» que «encaja realmente con lo que intentamos conseguir... Tener el almacenamiento y la computación adecuados para las cargas de trabajo correctas y disponer de ellas donde se necesiten de manera que todos puedan colaborar de la forma más fluida posible».

Afirma que no se trata solo de que NetApp les ayudará a conseguir la canalización de datos y su infraestructura. Desde el punto de vista de la computación perimetral, en lugar de tener que volver a enviar los datos, su procesamiento en el origen supondrá una ventaja inmediata para el equipo.

Kubernetes es otra plataforma que cree que el equipo aprovechará con la ayuda de NetApp. Por ejemplo, pueden reacondicionar el entorno de la pista entre los fines de semana de las carreras para las grandes cargas de trabajo de GPU, como el aprendizaje automático y los análisis del procesamiento de datos.

Bill Peters sabe cómo ganar el campeonato mundial. Cree que con el equipo de AMCF1, su pasión, los recursos y una estrategia de datos respaldada por NetApp, pueden competir con los grandes equipos, derrotarlos y ayudarles a ganar al menos un campeonato más.

Para ver la entrevista completa de Bill Peters, mira el podcast de CIO Central.

https://youtu.be/rmVIFKwkHeo

James Whitemore

James Whitemore es director de marketing de NetApp. Su cometido es impulsar la estrategia de marketing global de la empresa y reforzar el reconocimiento en el mercado con el objetivo de acelerar el crecimiento. Como buen conocedor desde hace años del sector del cloud computing, redes y almacenamiento, James cuenta con más de 25 años de experiencia liderando e implementando con éxito estrategias globales de ventas, estrategias de marketing y gestión de productos. James, que es una pieza clave en el equipo desde que se unió a NetApp a través de la adquisición de SolidFire a principios de 2016, ha jugado un papel determinante a la hora de desarrollar y llevar a cabo nuestra estrategia de marketing para volver a situar a NetApp en la escena del almacenamiento de datos y el cloud. En su anterior puesto como vicepresidente de marketing de demanda y Field en NetApp, James creó y lideró un motor de demanda moderno, además de gestionar aspectos como el de marketing de Field y partners, centros de demanda, campañas globales, marketing de eventos, marketing digital, social, marketing de influencia y comunitario. Como director de marketing (CMO) en SolidFire, James se encargó de promover la forma en la que el mundo usaría el cloud, así como de todas las funciones de marketing corporativo, de producto y de campo. Antes de entrar a formar parte de SolidFire, James realizó tareas de marketing y ventas en nuevas empresas orientadas al cloud, ocupando distintos puestos de ventas y marketing en Europa, Asia y Estados Unidos con SAVVIS, Sun Microsystems, IBM, StorageTek y Standard Telephones and Cables. James se licenció en Administración de empresas en la Universidad de Northumbria en Reino Unido.

View all Posts by James Whitemore

Siguientes pasos