Menú

Almacenamiento en la nube

cubos verdes sobre un fondo verde
Tabla de contenido

Compartir esta página

Almacenamiento de datos en la nube con NetApp

Tanto si tienes curiosidad por la nube como si ya eres un experto, la mayoría de las empresas ya se han trasladado o planean trasladarse a la nube a lo grande. ¿Y por qué no? Almacenar datos en la nube ofrece numerosas ventajas. Pero si no tienes cuidado, puedes acabar experimentando una gran complejidad, datos atrapados y unos costes de la nube fuera de control. Desde la nube híbrida hasta la multinube, NetApp proporciona servicios de almacenamiento en la nube y gestión de datos de clase empresarial en tus nubes favoritas y tu centro de datos. Nuestros mejores amigos son también los mejores en la nube: AWS, Microsoft Azure y Google Cloud han integrado la tecnología de NetApp® en sus estrategias de servicios de datos y de almacenamiento en la nube. Estén donde estén tus datos, podemos crear tu solución de Data Fabric con la nube como piedra angular para lograr una transformación digital excelente.


¿Por qué usar el almacenamiento en la nube?

La nube ofrece muchas ventajas. Y las que ofrecen en comparación con las infraestructuras on-premises son la razón por la que, ahora, la mayoría de las empresas afirman que tienen algunos datos almacenados en nubes públicas. Estos son algunos de los principales motivos:

  • Ahorros en costes y reducción de los gastos de capital

  • Movilidad de datos y accesibilidad global

  • Recuperación ante desastres y menores riesgos

  • Escalabilidad dinámica con alto rendimiento

  • Agilidad y ahorro de tiempo

Servicios de archivos y datos empresariales en la nube

No es ningún secreto que los datos son parte integral de tu negocio. Por lo tanto, la forma en la que los almacenas, proteges y utilizas puede lograr la transformación digital o acabar con ella. Nuestra visión orientada hacia datos y nuestras estrechas conexiones con algunos de los proveedores de nubes más importantes del mundo te permiten gestionar los datos de forma integral y uniforme, estén donde estén, gracias a unos servicios de archivos y datos de clase empresarial.

Tipos de almacenamiento en la nube

Almacenamiento en la nube pública

El almacenamiento en la nube pública utiliza centros de datos de terceros y recursos de servidor gestionados por los proveedores de la nube. Con el almacenamiento en una nube pública, puedes gestionar fácilmente las licencias de capacidad de almacenamiento de los datos y alojarlos en casi cualquier parte del mundo utilizando recursos de servidor y centros de datos de terceros gestionados por los proveedores de la nube. Las ventajas resultantes son el motivo por el que la mayoría de las empresas ahora utilizan, en mayor o menor medida, el almacenamiento de datos en la nube. Por ejemplo, es fácil de poner en marcha, te proporciona un escalado dinámico de la capacidad y el rendimiento y los proveedores ofrecen opciones de almacenamiento flexibles, automatización y precios de pago por uso.

Soluciones de nube pública de NetApp

Nuestras soluciones de datos y almacenamiento en la nube pública nacen de nuestras estrechas relaciones con algunos de los proveedores de nubes más importantes del mundo: AWS, Microsoft Azure y Google Cloud. Creamos nuestra suite de productos basándonos en nuestra experiencia en almacenamiento, gestión y protección de datos. Contarás con funcionalidades de gestión de datos y almacenamiento de clase empresarial en las nubes que elijas, así como de una experiencia uniforme en todas esas nubes y en tu centro de datos.

Almacenamiento en la nube privada

Con el almacenamiento en una nube privada, puedes lograr una experiencia de almacenamiento escalable y parecida a la de la nube pública en tu centro de datos. La nube privada ofrece muchas de las ventajas de la nube pública, pero sin problemas como costes potencialmente más altos, un rendimiento menor y una falta de control sobre dónde se almacenan los datos. Si tu organización tiene unas necesidades estrictas de seguridad, cumplimiento de normativas y regulación para los datos, esta opción puede ser la adecuada. 

Las soluciones de nube privada de NetApp te dan todo el control 

Te ayudamos a desarrollar nuevas aplicaciones on-premises y a ejecutar tus cargas de trabajo en un entorno modernizado, todo ello con una seguridad y un control reforzados. Puedes automatizar y simplificar tu infraestructura tecnológica, o bien crear un entorno de nube desde cero con funciones nativas de la nube. En cualquier caso, tú eliges las herramientas para infraestructuras y plataformas que mejor se adapten a tu empresa. Nuestras soluciones de nube privada ofrecen un rendimiento a escala con sencillez y eficiencia operativa.

Almacenamiento en la nube híbrida

El almacenamiento en la nube híbrida consiste en cualquier combinación de recursos on-premises, en una nube privada y en una nube pública para agilizar tu negocio. No todos los datos son adecuados para almacenarse en una nube: si tienes aplicaciones heredadas o datos críticos para la misión y con estrictas normativas de cumplimiento, puede que sea mejor mantener los datos accesibles localmente.

Las soluciones de nube híbrida de NetApp ofrecen una experiencia unificada 

La nube híbrida es nuestra especialidad. Almacenar los datos en el lugar más conveniente, ya sea on-premises o en las nubes de tu elección, puede aumentar la complejidad, bloquear los datos y dificultar el trabajo del equipo de tecnología, que volvería una y otra vez sobre las mismas tareas y no podría dedicarse a innovar. Nosotros te ayudamos a crear una nube híbrida mejor, que libere tus datos y unifique la infraestructura, para ofrecerte una experiencia conectada, estén donde estén los datos. Así, tu negocio centrado en los datos puede volver a recuperar su ventaja sobre la competencia. 

NetApp te conecta con los proveedores de almacenamiento en nubes públicas más importantes del mundo

Nuestra capacidad de innovación y liderazgo en la nube es la razón por la que tres de los proveedores de nubes públicas más importantes —AWS, Microsoft Azure y Google Cloud— siguen colaborando con NetApp. Nuestras excepcionales soluciones de gestión de datos y almacenamiento de se han creado directamente en sus nubes. Gracias a las soluciones de gestión de datos de clase empresarial disponibles directamente desde la consola de gestión de la nube, podrás controlas tus nubes sin tener que ceñirte a un solo proveedor.

AWS

AWS

Gracias a nuestras soluciones de AWS, puedes pasar fácilmente de una clase empresarial a primera clase. Disfruta de escalabilidad y agilidad con los estándares de rendimiento, la protección de datos y la alta disponibilidad que esperas en tu centro de datos.

Microsoft Azure

Microsoft Azure

Empieza a abordar las complejidades de gestionar tus datos en cualquier lugar con la tecnología de NetApp para Microsoft Azure. Obtendrás una excelente gestión de datos simplificada que ofrece rendimiento y logra un ahorro en los costes relacionados con la nube. Migra las cargas de trabajo más exigentes de forma más rápida y sencilla de lo que jamás creíste posible.

Google Cloud

Google Cloud

Obtén exactamente lo que tus esfuerzos de transformación digital necesitan: agilidad, seguridad y escalabilidad en Google Cloud. Simplificamos la gestión de las cargas de trabajo cruciales y te ayudamos a utilizar análisis avanzados de Google para solucionar incluso los retos más duros.

Un caso de éxito de almacenamiento en la nube

Hemos ayudado a innumerables clientes a hacer realidad sus sueños en la nube, con sus propias condiciones. No lo decimos solo nosotros.

Siemens Healthineers

La sanidad y los datos van de la mano. Siemens Healthineers experimentó un crecimiento explosivo de los volúmenes de datos procedentes de todas las áreas del negocio, su infraestructura estaba obsoleta y necesitaba que los diferentes equipos pudiesen acceder mejor a los datos. Necesitaban una solución, y rápido. Y llegó NetApp. Les ayudamos a crear una estrategia de servicios de datos que daba prioridad a la nube con la que se reducía la complejidad y que les daba rienda suelta para innovar. Así, Siemens Healthineers redujo los costes de la organización en niveles de los datos hasta en un 50 %.

Beneficios del almacenamiento en una nube pública

  • Ahorros en costes. Como no es necesario comprar ni mantener hardware (un tercero se encarga de esto), puedes reducir tus gastos de capital. Incluso podrías permitirte un almacenamiento que ofrezca un rendimiento mayor, puesto que los proveedores distribuyen los costes entre los usuarios. Además, los datos se pueden organizar en niveles según la prioridad y la frecuencia de uso, de modo que se pueden reducir los costes del almacenamiento de los datos menos prioritarios.  

  • Movilidad de datos y accesibilidad. Puedes acceder al almacenamiento en la nube prácticamente en cualquier momento, en cualquier dispositivo y desde cualquier lugar, ya que accedees a la interfaz del entorno de almacenamiento por internet a través de un navegador web. Así resulta mucho más fácil trabajar con equipos y usuarios distribuidos geográficamente. 

  • Recuperación ante desastres y menores riesgos. Los servicios de almacenamiento en la nube suelen incluir redundancia y replicación de datos automáticas. Tus datos se distribuyen entre el hardware y la ubicación geográfica. Esta redundancia te protege en caso de que se produzca un desastre natural o un error de hardware, entre otros. Al utilizar la nube para almacenar sistemas de conmutación al respaldo y backups, si tus sistemas on-premises dejan de funcionar, seguirás disponiendo de tus datos.  

  • Escalabilidad. Puedes ampliar o reducir la capacidad de almacenamiento en la nube de forma dinámica en función de las necesidades de las aplicaciones. Además, los límites de capacidad suelen ser lo suficientemente altos para la mayoría de las cargas de trabajo.  

  • Agilidad y ahorro de tiempo. La gestión de licencias y la puesta en marcha de un almacenamiento en la nube se realizan de forma rápida y sencilla. Habitualmente se tarda menos de una hora, así que es bastante más rápido que si compras hardware. Y no necesitas tener conocimientos técnicos especializados para poner en marcha un contenedor de almacenamiento, ya que el proveedor de la nube se encarga de mantener y gestionar el entorno. En lugar de los lentos protocolos FTP y SFTP, la carga de archivos es mucho más práctica y rápida. 

Beneficios del almacenamiento en una nube privada

  • Una experiencia como de nube. El almacenamiento en una nube privada ofrece una experiencia de almacenamiento escalable, similar a la nube pública, pero on-premises y con muchas de las ventajas de la nube pública. 

  • Mayor seguridad y control. Puedes lograr mayores niveles de seguridad y control, ya que las nubes privadas se ponen en marcha en un centro de datos o en un entorno controlado por el equipo interno de tecnología. Si tienes unas normativas estrictas de cumplimiento y reglamentos en materia de soberanía de datos, este enfoque resulta ventajoso. 

  • Un entorno a la medida de la empresa. Puedes ajustar el tamaño de un entorno de nube privada para adaptarlo a tus necesidades. Además, la degradación del rendimiento y la latencia asociadas a los centros de datos en nubes públicas son menores.

Preguntas frecuentes sobre almacenamiento en la nube

¿Qué es el almacenamiento en la nube?

El almacenamiento en la nube pública es un modelo de computación en la nube en el que varios usuarios obtienen licencias de capacidad de almacenamiento y almacenan datos de forma remota en servidores que tienen una infraestructura de almacenamiento gestionada, operada y mantenida por un proveedor de almacenamiento en nube. Empresas como AWS, Google, Microsoft e IBM ofrecen un almacenamiento como servicio que las empresas pueden utilizar para dar cabida a diferentes cargas de trabajo empresariales. Tienes las ventajas de la escalabilidad, agilidad, accesibilidad a datos y libertad de no tener que gestionar tu propia infraestructura de almacenamiento. 

Con el almacenamiento en la nube privada, todos los recursos están dedicados a un solo negocio o cliente. La nube privada ofrece muchas de las ventajas de la nube pública, combinadas con el control y la seguridad de la infraestructura tecnológica on-premises. El almacenamiento en una nube privada puede resultar ventajoso si tu organización tiene requisitos estrictos de cumplimiento de normativas de seguridad y cargas de trabajo con datos confidenciales y en propiedad. Las nubes privadas pueden alojarse on-premises en tu centro de datos, en la infraestructura de un proveedor de nube de terceros o en la infraestructura de un centro de datos externo. 

¿Cómo funciona el almacenamiento en la nube? 

Los sistemas de almacenamiento de los proveedores de nubes públicas están formados por muchos servidores o centros de datos distribuidos. Puedes arrendar estos recursos como capacidad bajo demanda o reservada. Los servicios suelen prestarse en varios lugares de todo el mundo; puedes elegir una región que esté cerca de tu negocio o una que cumpla tus requisitos normativos, geográficos u otros. El proveedor de almacenamiento es responsable de la gestión, el funcionamiento y el mantenimiento de la infraestructura de almacenamiento y se asegura de que los usuarios tengan un acceso fiable a sus datos.

Puedes acceder a tus datos, modificarlos y guardarlos en el almacenamiento en la nube prácticamente desde cualquier lugar, ya que la conexión con el entorno de almacenamiento suele establecerse a través de una red, por lo general, de un navegador web. La mayoría de los proveedores de nube ofrecen diferentes opciones de almacenamiento —como almacenamiento de objetos, almacenamiento basado en bloques y servicios de archivos— que satisfacen las necesidades de la mayoría de tus aplicaciones.

¿Cómo configuro el almacenamiento en la nube?

En primer lugar, tienes que elegir un proveedor de nube pública que satisfaga las necesidades particulares de tu organización. Aquí se incluyen prácticas de seguridad, acuerdos de nivel de servicio de fiabilidad y rendimiento, servicios de nube y recursos regionales. Para configurar tu almacenamiento en la nube, tienes que registrarte en el proveedor (o proveedores) de nube que elijas y acceder a su consola de gestión. Es fácil poner en marcha el almacenamiento a través del portal web o el mercado del proveedor de la nube. Para las empresas más grandes, los proveedores de nube podrían ofrecer un acuerdo empresarial que se ajuste a las necesidades de la empresa.

¿Cuáles son los principales tipos de almacenamiento en la nube?

Los tres tipos principales de almacenamiento en la nube son la nube pública, la nube privada y la nube híbrida. La tecnología de almacenamiento de datos en la nube incluye el almacenamiento de objetos, almacenamiento basado en bloques y almacenamiento de archivos o servicios de archivos. Todos tienen distintas ventajas y se adaptan a diferentes casos de uso.  

Almacenamiento de objetos 

Con el almacenamiento de objetos (o el almacenamiento basado en objetos), cada fragmento de datos se designa como un objeto. Puedes almacenar datos no estructurados en almacenes independientes que utilizan esquemas basados en metadatos en lugar de jerarquías de archivos. Cada fragmento de datos se combina con sus metadatos correspondientes y con un identificador único para conformar un pool de almacenamiento, y se puede utilizar el ID para recuperar el objeto cuando sea necesario.     

Almacenamiento basado en bloques 

El almacenamiento basado en bloques utiliza la abstracción para dividir un archivo en volúmenes o bloques de datos individuales. A continuación, estos bloques se almacenan como fragmentos independientes de datos, cada uno con una dirección única. Con este método, no es necesario disponer de almacenamiento en una estructura de archivos. Los bloques actúan como unidades de disco duro virtuales y se pueden conectar a máquinas o instancias virtuales que pueden funcionar como almacenamiento persistente.  

Almacenamiento de archivos 

El almacenamiento de archivos o los servicios de archivos permiten almacenar los datos como un solo elemento de información. Para organizar este elemento entre otros datos, se coloca en una carpeta. Este enfoque imita la forma en que almacenamos archivos en papel y se conoce como almacenamiento jerárquico. Para acceder a los datos, un sistema informático debe conocer la ruta de acceso para localizarlos.

¿Por qué debería usar almacenamiento en la nube? 

El almacenamiento en la nube pública o privada ofrece muchos beneficios, como una posible reducción de los costes, escalabilidad, disponibilidad de datos y un rendimiento y una fiabilidad mayores.