Menú

¡Bienvenido de nuevo, Aston Martin! Los coches de Fórmula 1 y las bases de datos de Oracle deben ser rápidos

Dave Krenik
393

main-Aston-Martin-F1 

Un hiato de 61 años da para oxidarse un poco en cualquier actividad. Como dicen, la práctica hace la perfección. Después de salir de la primera carrera de la temporada, el Gran Premio de Bahréin, con su primer punto en el Campeonato del mundo de Fórmula 1 en más de seis décadas, podemos decir que por el Equipo Aston Martin Cognizant Formula One™ no ha pasado el tiempo. (Y NetApp se enorgullece de ser socio global del AMCF1™). El coche AMR21 demostró una gran velocidad y durabilidad en manos de los pilotos Lance Stroll y Sebastian Vettel. Stroll terminó 10.º (lo que le valió un punto para el Campeonato del mundo) y Vettel 15.º, tras comenzar en 20.ª posición debido a una penalización.

Lo que Vettel y Stroll hacen con el AMR21 es, por decirlo de forma sencilla, ir rápido. Pero que muy rápido. Con poco más de 740 kg de peso y más de 1000 caballos, el AMR21 es asombrosamente veloz.  Imagina pisar el acelerador de tu coche y sentir sobre el pecho tres veces tu propio peso. ¿Qué significa esto? ¿Y pasar de 0 a 100 kilómetros por hora en solo 1,6 segundos? Eso  que es rápido. Y emocionante. Pongámoslo en perspectiva. El popular BMW 2021 330i xDrive acelera de 0 a 100 en 5,3 segundos.

Las bases de datos de Oracle precisan velocidad

Las bases de datos en general, y las de Oracle en particular, precisan de una gran velocidad. Para saciar esta ansia de rapidez (baja latencia), la tecnología de NetApp® emplea auténtico soporte integral para NVMe, y es el primer proveedor en hacerlo. Aquí explicamos algunos de los aspectos más atractivos para NVMe en los entornos de Oracle:

  • Latencia extremadamente baja. Unos tiempos de respuesta más rápidos
  • Aumento de la disponibilidad. Menor disrupción de las operaciones.
  • NVMe es el siguiente paso en la evolución de SAN y resulta más fácil de gestionar.
  • Menor sobrecarga. NVMe es menos exigente con las CPU de los servidores que el trabajo SAN tradicional, lo que libera la CPU para las aplicaciones.
  • Licencia de Oracle. ¿Por qué pagar caras licencias de Oracle para CPU de servidor que hacen trabajo de almacenamiento?

Literalmente todos los clientes de Fibre Channel (FC) deberían estar planificando la migración de SCSI/FC (normalmente llamado SAN) a NVMe/FC. Hasta el último. Da igual si necesitan o no el rendimiento adicional: no tiene sentido no hacerlo. NVMe/FC es más fácil de configurar, el tiempo de respuesta es mejor y el sistema de almacenamiento funciona con mayor eficiencia.

Y esta es la mejor noticia: no se requiere prácticamente nada más. En la mayoría de los casos, tu FC SAN actual ya es compatible con NVMe/FC. También pueden aplicarse las prácticas recomendadas habituales. Se siguen haciendo sistemas de archivos o grupos de discos ASM de Oracle, y se siguen gestionando del modo habitual. El único impacto real es que probablemente no necesites tantas LUN como antes.

Lo que hace NVMe es reemplazar el código ridículamente complejo que traduce una solicitud de lectura de bloque a antiguos comandos SCSI, los envía al sistema de almacenamiento, espera la respuesta y traduce los datos SCSI de vuelta a los datos solicitados.

En esencia, NVMe hace menos que SCSI. Es una resta, no una suma o un cambio. Es un SAN optimizado y diseñado para el almacenamiento de estado sólido. Las aplicaciones hacen lo mismo que siempre, pero al sistema operativo le lleva menos trabajo completar una operación de I/O. Por eso no tienes que hacer nada distinto a lo que ya hacías. Solo renovar y empezar a aprovechar tu SAN.

Por supuesto, existen opciones a la hora implementar NVMe. Por ejemplo, algunos proveedores están atados a RoCE. Hay algunas cosas que debes saber sobre RoCE.

NVMe sobre RoCE se basa en estándares patentados antiguos que requieren un hardware especializado. La mayoría está de acuerdo en que RoCE será sustituido por NVMe sobre TCP, pero el estándar fue ratificado hace solo un año. Solo ahora empiezan a aparecer productos, por lo que la tecnología aún no está madura.

SCSI puede ser obsoleto, pero FC no. FC es un protocolo de red de almacenamiento especializado y de alto rendimiento que:

  • Incorpora QoS para lograr un rendimiento del almacenamiento más fiable.
  • Incorpora capacidades de detección. Cualquiera que haya trabajado con iSCSI sabe lo complicado que puede ser configurar almacenamiento sin una capacidad de detección nativa.
  • Dispone de zonas, por lo que es más fácil de proteger.
  • Está en todas partes. Has pagado por él, así que ¿por qué no utilizarlo?

Solo tienes que olvidarte del viejo SCSI y empezar a utilizar NVMe sobre FC.

Para comprobar cómo NetApp acelera Oracle (y otras cargas de trabajo) con NVMe, mira el vídeo NVMe integral.




Si quieres más información sobre lo que hace NetApp para proteger y acelerar las cargas de trabajo de Oracle, consulta estos recursos:


Soluciones para Oracle: Preparadas para innovar Transform your Oracle cloud database (Transforme su base de datos en el cloud de Oracle)

Dave Krenik

Dave lleva más de 15 años creando soluciones bajo distintos nombres (Alliances, Business Development, Solution Marketing). Antes de entrar en el mundo de la tecnología, trabajó durante 15 años en el negocio del vino.

View all Posts by Dave Krenik

Siguientes pasos