Menú

¿Qué es Todo como servicio (XaaS)?

Pilas finas azules sobre fondo azul

«Todo como servicio»(XaaS) describe una categoría general de servicios relacionados con la computación en la nube y el acceso remoto. Reconoce el gran número de productos, herramientas y tecnologías que ahora se ofrecen a los usuarios como un servicio a través de Internet. Básicamente, cualquier función tecnológica se puede transformar en un servicio para el consumo empresarial. El servicio se paga según un modelo de consumo flexible en lugar de obtener una licencia o comprarlo antes.

¿Cuáles son las ventajas de XaaS?

XaaS ofrece varias ventajas: mejora el modelo de gastos, acelera las nuevas aplicaciones y los procesos empresariales, y emplea los recursos tecnológicos en proyectos de mayor valor.

Mejora el modelo de gastos. Con XaaS, las empresas pueden reducir los costes al comprar servicios a proveedores como una suscripción. Antes de XaaS y los servicios en la nube, las empresas tenían que comprar productos individuales —software, hardware, servidores, seguridad e infraestructura— instalarlos in situ y, a continuación, conectarlos para crear redes. Ahora, con XaaS, las empresas solo tienen que comprar lo que necesitan y pagan por uso. Los gastos de capital anteriores se convierten ahora en gastos operativos.

Agiliza las nuevas aplicaciones y los procesos empresariales. Este modelo permite a las empresas adaptarse rápidamente a los cambios en las condiciones del mercado gracias a nuevas aplicaciones o soluciones. Con los enfoques multitenant, los servicios en la nube pueden ofrecer una flexibilidad muy necesaria. El pool de recursos y el apoyo rápido a la elasticidad permiten a los líderes empresariales añadir o eliminar servicios según sus necesidades. Una empresa puede acceder rápidamente a nuevas tecnologías y escalar la infraestructura de forma automática cuando los usuarios necesiten recursos innovadores.

Emplea los recursos tecnológicos en proyectos de mayor valor. Cada vez más, las organizaciones tecnológicas recurren a un modelo de prestación de servicios XaaS para optimizar las operaciones y liberar recursos para la innovación. También aprovechan las ventajas de XaaS para llevar a cabo su transformación digital y ser más ágiles. En una encuesta reciente de Deloitte, el 71 % de las empresas afirman que XaaS ya constituye más de la mitad de la tecnología empresarial de su compañía. XaaS proporciona acceso a tecnología de vanguardia a más usuarios, democratizando así la innovación.

¿Cuáles son las desventajas de XaaS?

XaaS tiene algunos inconvenientes potenciales: posible tiempo de inactividad, problemas de rendimiento y complejidad.

Posible tiempo de inactividad. A veces, internet deja de funcionar y, cuando esto sucede, puede que tu proveedor de XaaS también tenga problemas. Con XaaS, puede haber problemas relacionados con la fiabilidad de internet, la resiliencia, el aprovisionamiento y la gestión de los recursos de infraestructura. Si se caen los servidores de XaaS, los usuarios no podrán utilizarlos. Los proveedores de XaaS pueden garantizar los servicios a través de acuerdos de nivel de servicios.

Problemas de rendimiento. A medida que XaaS se populariza, el ancho de banda, la latencia, el almacenamiento de datos y los tiempos de recuperación pueden verse afectados. Si hay demasiados clientes utilizando los mismos recursos, el sistema puede ralentizarse. Las aplicaciones que se ejecutan en entornos virtualizados también pueden verse afectadas. En estos entornos complejos, pueden presentarse problemas de integración, como la gestión y la seguridad constantes de varios servicios en la nube.

Efectos relativos a la complejidad. Pasar la tecnología a XaaS puede ayudar al personal informático a resolver los problemas operativos habituales; sin embargo, si algo falla, podría ser más difícil solucionarlo. El personal informático interno sigue teniendo que estar pendiente de la nueva tecnología. Los costes de mantener redes sólidas y de alto rendimiento pueden aumentar, aunque el ahorro general en costes de los modelos de XaaS suele ser mucho mayor. No obstante, algunas empresas quieren seguir viendo el entorno y la infraestructura de su proveedor de servicios XaaS. Además, un proveedor de XaaS adquirido por otra empresa, o que interrumpe un servicio o altera su hoja de ruta puede tener un profundo impacto sobre los usuarios de XaaS.

¿Algunos ejemplos de XaaS?

XaaS significa «todo como servicio», por lo que la lista de ejemplos es interminable. Muchos tipos de recursos o servicios de tecnología ya se proporcionan de esta manera. En líneas generales, existen tres categorías de modelos de computación en la nube: el software como servicio (SaaS), la plataforma como servicio (PaaS) y la infraestructura como servicio (IaaS). Aparte de estas categorías, hay otros ejemplos como la recuperación ante desastres como servicio (DRaaS), las comunicaciones como servicio (CAAS), red como servicio (Naas), la base de datos como servicio (DBaaS), el almacenamiento como servicio (STaaS), el puesto de trabajo como servicio (DaaS) y la supervisión como servicio (Maas). Otros ejemplos de industria emergente incluyen el marketing como servicio y la asistencia sanitaria como servicio.

NetApp y XaaS

NetApp ofrece varias opciones de XaaS, como IaaS, la tecnología como servicio (ITaaS), STaaS y PaaS.

IaaS. Al distinguir los servicios de infraestructura alojada y gestionada, puedes aumentar los ingresos de la plataforma y los servicios, mejorar la satisfacción de los clientes y convertir la IaaS en un centro de beneficios. También puedes aprovechar las nuevas oportunidades para distinguir y ampliar los ingresos de los servicios y la plataforma, lo que incluye proporcionar más rendimiento y previsibilidad de tus servicios de IaaS. Además, la tecnología de NetApp® puede permitirte ofrecer una ventaja competitiva a tus clientes y reducir el plazo de comercialización a la hora de implementar soluciones IaaS.

ITaaS. Si el centro de datos está en una nube privada, aprovecha las funciones de la nube para proporcionar ITaaS a los usuarios empresariales internos. Las características de la nube privada son parecidas a las de la nube pública, pero está diseñada para que la utilice una sola organización. Estas características incluyen:

  • La prestación de servicios bajo demanda basada en catálogos
  • La escalabilidad automatizada y la elasticidad del servicio
  • Multitenancy con pools de recursos compartidos
  • La medición aplicando modelos de gastos operativos de tipo utilitario
  • Una infraestructura definida por software y gestionada de forma centralizada
  • Una gestión autoservicio del ciclo de vida de los servicios

STaaS. NetApp facilita el almacenamiento privado como servicio en un modelo de pago por uso gracias a la colaboración con distintos proveedores, como Arrow Electronics, HPE ASE, BriteSky, DARZ, DataLink, Faction, Forsythe, Node4, Proact, Solvinity, Synoptek y 1901 Group. Además, NetApp se integra sin problemas con los principales proveedores de servicios en la nube, como AWS, Google Cloud, IBM Cloud y Microsoft Azure.

PaaS. Las soluciones PaaS de NetApp ayudan a simplificar el ciclo de desarrollo de aplicaciones de un cliente. Nuestras tecnologías de almacenamiento son compatibles con las plataformas PaaS para:

  • Reducir la complejidad del desarrollo de aplicaciones.
  • Proporcionar infraestructuras de alta disponibilidad.
  • Admitir seguridad nativa para distintos clientes.
  • Entregar un almacenamiento a escala web.

Los servicios PaaS integrados en la tecnología de NetApp permiten a su empresa adoptar servicios de alojamiento híbrido y acelerar el tiempo de puesta en marcha de sus aplicaciones.

Drift chat loading