Compresión: otra tecnología eficiente de NetApp

Conversación con Jay Kidd

 

La eficiencia del almacenamiento se ha convertido en el principal criterio de compra para muchas organizaciones hoy en día, especialmente al tener que lidiar con un número mayor de datos y unos presupuestos más pequeños que nunca.

Si todavía no nos ha oído anunciarlo a bombo y platillo, sepa que, con NetApp® es, absolutamente y sin ninguna duda posible incrementar el uso del almacenamiento que ya posee y aplazar las nuevas compras de capacidad durante meses. Nuestras nuevas funcionalidades de eficiencia del almacenamiento compartido trabajan juntas y actúan en toda la organización para ayudarle a cumplir unos objetivos empresariales, cada vez más exigentes, con menos recursos.

Seguimos progresando para que nuestras novedades de eficiencia del almacenamiento actuales y futuras trabajen en todo su centro de datos y le ayuden de forma inmediata a reducir los costes y acelerar el ritmo de su negocio. Entre las tecnologías de eficiencia más extendidas, la compresión ha estado de actualidad últimamente. Al estar en un lugar prominente a través de varias adquisiciones señaladas, la compresión es una herramienta importante, especialmente con un almacenamiento secundario.

El valor de la compresión no reside en su aplicación singular, su potencial de la compresión ofrece realmente buenos resultados cuando se utiliza en combinación con otras funcionalidades y tecnologías de almacenamiento. Seleccionar tecnologías y funcionalidades de eficiencia de entre una gama de productos integrada le permite gestionar de forma flexible y eficiente el equilibrio adecuado entre las necesidades tecnológicas y empresariales.

Nos sentamos con Jay Kidd, Vicepresidente Sénior del Grupo de Soluciones de Almacenamiento, Desarrollo y Estrategia de Productos de NetApp, para debatir el lanzamiento de la nueva compresión de datos de NetApp, que ofrece una propuesta de valor de compresión bastante convincente.

¿Qué nos podría contar sobre esta última adición a la familia de eficiencia del almacenamiento?
Jay: La compresión lleva tiempo con nosotros y se ha implementado de muchas formas. El desafío ha sido siempre equilibrar el efecto del rendimiento asociado porque hay varias CPU que deben comprimir o descomprimir los datos. Por este motivo, hasta hace muy poco, la compresión se realizaba normalmente para unidades de cintas y VTL. Lo que hemos hecho es desarrollar una forma de realizar la compresión en software, reduciendo a la vez los recursos informáticos necesarios.

¿Hablamos entonces de una compresión perfecta?
Jay: Ninguna compresión de software tiene un impacto cero, pero con Data ONTAP® y WAFL® (Write Anywhere File Layout), creemos que hemos encontrado el equilibrio justo, lo que nos permite ahorrar al máximo posible la compresión mientras el rendimiento se ve afectado al mínimo.

En resumen: cuando los datos se escriben en el sistema, recopilamos un pequeño número de bloques WAFL de 4 K y creamos un grupo de compresión. Una vez formado el grupo, realizamos una prueba mientras los datos permanecen en la memoria y decidimos si son comprimibles. Si no lo son, los transferimos a las unidades de disco, si la prueba indica que son comprimibles, los almacenamos en el disco en formato comprimido. Hay otros procesos relacionados con Data ONTAP, pero en pocas palabras así es como lo hacemos.

Hemos tocado brevemente el tema de la deduplicación. ¿Pueden compresión y deduplicación ejecutarse juntas?
Jay: Sí. La compresión es compañera de la deduplicación y de otras tecnologías de eficiencia del almacenamiento. Los usuarios pueden elegir entre un volumen de NetApp o LUN para realizar la compresión, la deduplicación, ambas o ninguna.

Una ventaja distintiva que ofrece NetApp es la oferta de una gama de funcionalidades de eficiencia del almacenamiento en la que las tecnologías y funcionalidades están diseñadas para trabajar de forma independiente o en conjunto para aumentar su ahorro combinado. Nuestro objetivo último es sacar el máximo partido de cada bit del rendimiento de los recursos de TI y ayudar así a reducir el coste total de propiedad (TCO).

La compresión, unida a tecnologías de eficiencia tales como thin provisioning, RAID eficiente y deduplicación, reduce al mínimo la capacidad de disco necesaria para brindar un nivel de servicio de carga de trabajo determinado. Por ejemplo, tal y como se muestra en la tabla siguiente, el ahorro combinado del uso de la deduplicación y la compresión pueden ser significativamente superiores al obtenido a través de uno solo de estos métodos. De esta forma, se convierte en una cuestión de equilibrio entre un mayor uso de la CPU y un mayor ahorro de espacio.

  Porcentaje de ahorro de almacenamiento con:
Tipo de aplicación Sólo compresión
(promedio)
Sólo deduplicación
(promedio)
Deduplicación +
Compresión
(promedio)
Servicios de ficheros:
Directorios iniciales
50% 30% 65%
Servicios de ficheros:
Datos de ingeniería
55% 30% 75%
Servicios de ficheros:
Geosísmica
75% 3% 75%
Servicios virtuales 55% 70% 70%
Base de datos:
Oracle ERP
65% 0% 65%
Base de datos
(SAP)
70% 15% 70%
Correo electrónico:
Exchange 2010
35% 15% 40%

¿Qué sobrecarga del rendimiento pueden esperar los usuarios?
Jay: Como la compresión es un procesamiento adicional, habrá algún impacto. El impacto real dependerá del tipo de dato (compresibilidad) y de la carga en el sistema en dicho momento. Hemos desarrollado las mejores prácticas para guiar a nuestros clientes a lo largo de dichas actividades con el fin de ayudarles a optimizar sus implementaciones.

Los clientes encontrarán la compresión especialmente convincente en el almacenamiento secundario para backup y archivado, en concreto si aprovechan el potencial del ahorro obtenido mediante la combinación de deduplicación y compresión.

Piense en las bases de datos, por ejemplo. Muchos de nuestros clientes comentan que les gustaría reducir la cantidad de almacenamiento necesario para realizar backups de sus bases de datos. Nuestras pruebas han demostrado un ahorro de espacio de hasta un 70% tras la compresión seguida de la deduplicación. Muchos usuarios cambiarían un aumento en el uso de la CPU por un ahorro del 70% en capacidad.

Cuando presentamos la deduplicación hace varios años contábamos con un programa de acceso restringido sólo para las primeras empresas en adoptar esta tendencia. ¿Vamos a hacer lo mismo para la compresión?
Jay: Sí. Hay un proceso que nuestros clientes pueden seguir si quieren una licencia de compresión. Evaluaremos su entorno y proporcionaremos nuestras mejores recomendaciones prácticas. De este modo, nos aseguraremos de que el uso se adapta a las funcionalidades y de que no hay sorpresas para nadie.

Básicamente, queremos asegurarnos de que seguimos cerca de nuestros usuarios de compresión durante las etapas iniciales. Finalmente, ofreceremos la funcionalidad a todos y no será necesaria ninguna revisión especial.

¿Necesita un cliente de NetApp realizar alguna adquisición para añadir la compresión?
Jay: No. La funcionalidad de compresión es totalmente gratuita e incorpora la actualización a nuestra última versión de Data ONTAP.

Gracias, Jay. Nuestra conversación ha sido muy instructiva. ¿Deseas añadir algo más?
Jay: Veo fuertes paralelismos para NetApp entre la compresión y la deduplicación de hace cuatro años. Aunque fuimos los primeros en lanzar al mercado la deduplicación integrada en un controlador de almacenamiento principal, hemos ofrecido la deduplicación para un uso de almacenamiento primario de forma gradual. Queríamos comprender el impacto y las ventajas que ofrece una gama de tipos de datos tan amplia. Abordamos el tema con un enfoque conservador para presentar la compresión y empezamos con el almacenamiento secundario por los mismos motivos. Nuestro objetivo es asegurarnos de que nuestros usuarios puedan predecir la ventaja que percibirán y los recursos necesarios para todas nuestras funcionalidades de eficiencia del almacenamiento para que puedan aprovechar esta información para maximizar la ventaja con el coste operativo más bajo.

«NetApp ha evolucionado hasta convertirse en una empresa de 4.000 millones de dólares que proporciona una tecnología que permite a los usuarios realizar un menor número de adquisiciones de almacenamiento Snapshot™ y ofrece thin provisioning, volúmenes flexibles, deduplicación, solución RAID-DP®, etc. Todo esto, favorece el uso de menos almacenamiento. Es más, seguiremos innovando y presentando nuevas tecnologías que permitan a los usuarios realizar aún menos adquisiciones. Nuestra empresa crece y participa de forma activa porque ofrecemos valor a nuestros clientes. Al ayudar a los clientes a ahorrar dinero, las probabilidades de añadir más datos a su sistema de almacenamiento aumentan».
- Jay Kidd, NetApp

Es cierto que otros muchos distribuidores ofrecen compresión, pero ninguno se acerca a la eficiencia de las tecnologías de almacenamiento y reducción de datos que nosotros ofrecemos, tanto para el almacenamiento primario como para el secundario. A menudo, las ofertas competitivas no están bien integradas, no tienen la amplitud y profundidad de las capacidades complementarias o son sólo ofertas a nivel de fichero, lo que limita la aplicación. NetApp construye estas tecnologías de eficiencia integradas directamente en todos nuestros sistemas de almacenamiento de datos, por lo que trabajan en cualquier ubicación, ya sea el fichero o los datos de bloques. No es necesario tener un dispositivo independiente y de finalidad única que requiera conjuntos de herramientas y gestión adicionales.

Éramos algo escépticos al presentar la funcionalidad de deduplicación, pero demostramos que esta última es imprescindible en el almacenamiento primario para una amplia gama de cargas de trabajo y, especialmente, si se utiliza en conjunto con VMware®. Hoy en día, NetApp es un proveedor líder de tecnología de deduplicación en sistemas, clientes y capacidad del sistema, así que utilizaremos el mismo enfoque con la compresión de datos. Podrá tratarse de bases de datos o de cualquier otra aplicación pero, con el tiempo, demostraremos que la compresión de software puede gestionarse también de forma eficiente en todos los niveles del almacenamiento: primario, secundario y archivado.

Le agradecemos el tiempo que nos ha dedicado hoy, Jay.

Si desea maximizar la eficiencia de su entorno de TI, las tecnologías de eficiencia del almacenamiento complementario e integrado son la mejor opción. Una tecnología eficiente puede reducir al mínimo el tiempo, el esfuerzo y los recursos necesarios para gestionarla, lo que le permitirá trabajar para innovar de cara al futuro sin ningún tipo de carga.

Obtenga más información acerca de la compresión de NetApp y nuestra familia de tecnologías de eficiencia del almacenamiento.

Si no lo ha hecho ya, consulte nuestra información más reciente sobre cómo construir un entorno de tecnología flexiblede cara al futuro y basado en una infraestructura de TI compartida.