NetApp dispone de una familia de sistemas de almacenamiento unificado que proporciona una eficiencia del almacenamiento de máxima calidad, lo que permite que empresas de todos los tamaños aceleren los procesos de negocio y reduzcan el coste global en materia de almacenamiento, gestión, protección y conservación de datos electrónicos. Las soluciones de almacenamiento unificado de NetApp® son compatibles de forma nativa tanto con protocolos de archivos como de bloques desde la misma plataforma. Entre estos protocolos se incluyen NFS, CIFS, FC, FCoE e iSCSI. iSCSI es especialmente interesante, puesto que consigue una reducción en el coste de adquisición y gestión de redes de almacenamiento. Entre las numerosas funciones y ventajas de la tecnología SAN IP con iSCSI encontramos:

Compatibilidad/interoperabilidad

  • Ethernet 1Gb/10Gb
    • iSCSI es lo suficientemente flexible para funcionar a casi cualquier velocidad de Ethernet. Las velocidades más habituales hoy en día son 1 Gb y 10 Gb. Esta flexibilidad permite consolidar la utilización de una única tecnología de red al tiempo que proporciona el rendimiento y el precio que mejor se ajusta a las necesidades de su aplicación.
    • Recursos adicionales:

  • Enrutamiento IP
    • Una de las ventajas que proporciona iSCSI con respecto a otros protocolos de red de almacenamiento es la utilización de TCP/IP. A pesar de que los protocolos TCP/IP pueden generar un cierto aumento de la carga de trabajo, proporcionan una mayor flexibilidad y más ventajas para entornos de redes de almacenamiento de gran tamaño. El uso de TCP/IP permite el enrutamiento IP en distancias grandes sin que sea necesario instalar hardware de puerta de enlace adicional, algo absolutamente necesario con iFCP y FCiP.
  • Aprovechamiento de la infraestructura existente
    • Además de ser compatible con varias velocidades, iSCSI se ejecuta en el mismo hardware que la red de usuarios ya existente. La capacidad para sacar provecho de una tecnología común (Ethernet) facilita las tareas de gestión de red y reduce los costes derivados de las redes de almacenamiento de finalidad única y de los conocimientos y formación adicionales necesarios para realizar el mantenimiento.
    • Recursos adicionales:

  • Complemento de las redes de almacenamiento existentes
    • Además, la tecnología SAN IP con iSCSI complementa a las redes de almacenamiento existentes al ampliar las ventajas del almacenamiento compartido hasta los servidores, que pueden estar no conectados en la red y no tener acceso a la red SAN. Dado que iSCSI emplea el estándar Ethernet, apenas es necesario realizar trabajo adicional para añadir los servidores no conectados a un entorno de almacenamiento compartido.
    • Recursos adicionales:

Flexibilidad
  • MPIO
    • Como otras tecnologías de red, iSCSI admite accesos múltiples para mejorar la resistencia de la red. Se proporcionan dos rutas de datos tanto en el host como en el destino para disponer de redundancia en caso de que se produzca un fallo de ruta. Gracias al uso de ambas rutas de datos, también se dispone de un mayor ancho de banda. NetApp es compatible con todas las principales tecnologías MPIO para sistemas operativos y, además, ofrece DSM para entornos Windows®. DSM de MPIO de NetApp añade funcionalidad y rendimiento adicionales, y admite la visibilidad simultánea de una LUN a través de iSCSI, FC o FCoE.
    • Recursos adicionales:

Seguridad