Museo Thyssen-Bornemisza

La Fundación invierte en innovación tecnológica tras renovar sus centros de datos de virtualización y almacenamiento de la mano de Prosol

La Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, pionera en España en divulgación cultural desde su creación en 1988, y en su afán por mantenerse a la vanguardia del uso de nuevas tecnologías, ha llevado a cabo la renovación completa de sus dos centros de almacenamiento de datos, tanto el de producción como el de contingencia. Para el desarrollo de este proyecto, el Museo ha renovado su confianza en la empresa de ingeniería informática Prosol, partner integrador de la tecnología de NetApp.

Tras dos años de proyectos piloto, en 2010 el equipo de IT del Museo Thyssen-Bornemisza inició su relación con NetApp y Prosol con la instalación de una primera infraestructura, comenzando a construir así la futura arquitectura tecnológica del Museo. Desde entonces, Prosol y NetApp han acompañado al Museo en sus decisiones estratégicas en el mundo de la virtualización y el almacenamiento de datos. Recientemente, se abrió un nuevo proceso para modernizar esta infraestructura, volviéndose a realizar un nuevo estudio comparando las diferentes soluciones que ofrece el mercado actual. Finalmente, para este centro artístico, la conclusión fue que la tecnología de NetApp continuaba agrupando las funcionalidades que mejor se adaptan a sus necesidades.