Tech ONTAP de NetApp Logotipo de NetApp
Tech ONTAP de NetApp
     
ONTAP 9: Una nueva clase de tostadora
Jeff Baxter
Jeff Baxter
Director de Estrategia y Análisis de ONTAP
NetApp

Siempre que me encuentro con un usuario veterano de NetApp, me suele hablar de los felices viejos tiempos en los que «Network Appliance» era sinónimo de «rápido». Sencillo. Fiable. En aquellos tiempos, vendíamos dispositivos NAS tan fáciles de usar que los llamábamos familiarmente «tostadoras».

Con la evolución de NetApp, hemos cumplido lo de «rápido» por encima de nuestros sueños más locos, ofreciendo sistemas all-flash AFF que envían cientos de miles de instrucciones de entrada y salida por segundo (IOPS) junto con todas las ventajas de gestión de datos que siempre ha ofrecido ONTAP. Hemos seguido cumpliendo lo de «fiable», con un tiempo activo constante de cinco 9 y seis 9, tal como lo miden nuestros sistemas AutoSupport.

Pero, mientras crecíamos desde la tostadora básica hasta una cabina de equipo que podría llenar una cocina industrial, lista para servir cualquier tipo de almacenamiento mediante cualquier protocolo a cualquier aplicación, el lema «sencillo» ha perdido un poco de lustre. Es fácil ser sencillo cuando todo lo que hay que hacer es lanzar datos NFS a servidores UNIX desde una consola de almacenamiento. Pero, cuando añades más funcionalidad que cualquier otro software de gestión de almacenamiento del planeta, acaban apareciendo demasiados botones y palancas.

ONTAP 9 es un gran paso con el que ONTAP quiere reivindicar su título de «sencillo». Nuestro primer objetivo para simplificar el almacenamiento fue el de automatizar la configuración del sistema y pasar de constructos de almacenamiento algo arbitrarios, como «agregados» y «LUN», a centrarnos en las demandas y el lenguaje de las aplicaciones.

Mi colega Chris Gebhardt, uno de nuestros mejores ingenieros de marketing técnico, ha preparado un vídeo en el que destaca hasta qué punto ONTAP 9 facilita en gran medida la implementación del almacenamiento para las aplicaciones.

Nuestros sistemas AFF con ONTAP 9 vienen preconfigurados de fábrica con la configuración del almacenamiento, la configuración de la red y con las licencias instaladas, de forma que todo el sistema puede estar en funcionamiento en 10 minutos. Como verá en el vídeo de Chris, OnCommand System Manager es el punto central de una gestión simplificada. Para acceder a System Manager, solo tiene que abrir el clúster de almacenamiento de ONTAP en el navegador, sin que sea necesario usar clientes de escritorio o software adicional.

Al abrir System Manager, si es un usuario experimentado de NetApp, observará que siguen disponibles las opciones anteriores de crear volúmenes de almacenamiento y LUN manualmente. Pero también verá una nueva pestaña llamada «Application Provisioning» («Aprovisionamiento de aplicaciones»), que es el centro de nuevas opciones con las que configurar fácilmente bases de datos de Oracle (incluido RAC), SQL Server, servidores virtuales o escritorios virtuales, tanto para SAN como para NAS.

Como he mencionado, nos estamos centrando menos en los términos del almacenamiento y más en los términos de las aplicaciones. Por ejemplo, cuando se va a configurar una base de datos de Oracle, la interfaz de usuario de System Manager no solicita el tamaño de LUN o agregado, ni ningún otro término específico del almacenamiento. En su lugar, se proporciona el nombre de la base de datos, el servidor de bases de datos, el tamaño del archivo de datos, la capacidad para rehacer entradas de registro, el tamaño del archivo de destino del registro, etc. De igual manera, al configurar una infraestructura de servidor virtual, solicitamos el hipervisor, el nombre y la cantidad de almacenes de datos y el tamaño que tendrán. Para los escritorios virtuales, solicitamos el hipervisor, el modelo de persistencia, el número de escritorios y su tamaño medio.

En todos estos casos, estamos hablando el idioma del administrador de bases de datos o el equipo de virtualización. Cada vez más, los generalistas de tecnología se ven obligados a cumplir diversas funciones, y queremos facilitar tanto como podamos el que los administradores de aplicaciones o bases de datos obtengan lo que necesitan de un sistema ONTAP 9 sin tener que convertirse en expertos en almacenamiento. Incluso para nuestros expertos en almacenamiento, creemos que estamos ofreciendo un valor nuevo al permitirles recibir demandas de los administradores de bases de datos o equipos de virtualización y convertirlas en un almacenamiento que se aprovisiona de acuerdo con las prácticas recomendadas de NetApp mediante una única interfaz sencilla.

Finalmente, lo mejor de la sencillez de ONTAP 9 es que no hemos «rebajado» el sistema para conseguirlo. Toda la potencia y la flexibilidad de ONTAP siguen presentes bajo la superficie. Como se ve en el vídeo, ONTAP sigue teniendo la interfaz de usuario completa de System Manager, además de todas las instrucciones de la interfaz de línea de comandos y un conjunto enorme de API que se integran con PowerShell y otros lenguajes, para el disfrute de nuestros usuarios avanzados.

Los días de la sencilla tostadora de dos rebanadas de NetApp han quedado atrás. El software para la gestión de datos ONTAP se ha ido sofisticando cada vez más a medida que las necesidades de infraestructura de aplicaciones empresariales se hacían más exigentes. Sin embargo, la idea básica de sencillez nunca debe desvanecerse por completo, sino evolucionar con las necesidades de los usuarios. Me gusta pensar en ONTAP 9 como un modelo nuevo de tostadora, un modelo que acepta distintos entornos de aplicaciones empresariales sin volverse tan complejo que acabe quemando las tostadas.

Agosto de 2016

 
Contacto   |   Cómo comprar   |   Comentarios   |   Empleo  |   Suscripciones   |   Política de privacidad   |   © 2016 NetApp