Menú

¿Qué es la infraestructura hiperconvergente?

Pilas finas azules sobre fondo azul
Temas

La infraestructura hiperconvergente (HCI) es una convergencia de las infraestructuras de almacenamiento y computación que se pone en marcha y se gestiona con facilidad con una interfaz de usuario muy sencilla. HCI simplifica los procesos eliminando la complejidad de los pasos manuales en la puesta en marcha. Diseñada para que la gestionen los administradores de cloud o virtualización, con HCI se elimina la necesidad de que los miembros del equipo tengan que especializarse en hardware de almacenamiento, computación o redes. Se escala de forma incremental y está pensada para utilizar el modelo de pago por uso.

Ventajas de HCI

A medida que los equipos de TI buscan trasladarse a DevOps, dar soporte a nuevos casos de uso de Internet de las cosas (IoT) y de vanguardia, y aprovechar la inteligencia artificial (AI) y el aprendizaje automático (ML) para optimizar prácticamente todos los aspectos de las operaciones empresariales, la infraestructura hiperconvergente simplifica la prestación de servicios en las instalaciones. Las ventajas de HCI como solución local para satisfacer las demandas de las cargas de trabajo actuales son:


  • Previsibilidad. Uno de los mayores retos en cualquier centro de datos es ofrecer resultados predecibles, especialmente frente a la proliferación de aplicaciones y cargas de trabajo. Si varias aplicaciones comparten la misma infraestructura, es posible que una aplicación interfiera en el rendimiento de otra.
  • Flexibilidad.  Los rápidos y continuados cambios en el negocio ponen en evidencia la importancia de la flexibilidad para adaptarse a cualquier carga de trabajo con la inversión que ya ha realizado.
  • Sencillez. Un objetivo común de las organizaciones tecnológicas es automatizar todas las tareas rutinarias, eliminando el riesgo de los errores de usuario asociados a las operaciones manuales.

Motivos para elegir HCI de NetApp

HCI de NetApp® es una infraestructura hiperconvergente para la empresa que ofrece un rendimiento predecible en una arquitectura eficiente y de gran flexibilidad, y que se pone en marcha y se gestiona con facilidad. Con HCI de NetApp, puede ejecutar varias aplicaciones con un rendimiento predecible y poner en marcha una experiencia de multicloud híbrido en todo su centro de datos. NetApp HCI es:


  • Predecible. HCI de NetApp soluciona los retos que surgen en relación con la previsibilidad gracias a sus funcionalidades de rendimiento únicas en el sector, que proporcionan un control al detalle de todas las aplicaciones. Las configuraciones de rendimiento de HCI de NetApp eliminan la contención de recursos y el rendimiento variable de las aplicaciones.
  • Flexible. HCI de NetApp ofrece un diseño altamente configurable que permite el desarrollo de aplicaciones nativas en el cloud y operaciones ágiles para entornos virtualizados. Innove y proporcione aplicaciones con mayor rapidez en una plataforma diseñada para las aplicaciones de hoy y del mañana.
  • Sencillo. HCI de NetApp simplifica la instalación, que pasa de durar horas a completarse en tan solo unos minutos, y, gracias a la gestión sencilla y centralizada con VMware, es posible gestionarla a través de las herramientas que ya utiliza. De este modo, gracias a HCI de NetApp, podrá destinar los recursos más valiosos a las actividades prioritarias y más relevantes, destinadas al crecimiento de su negocio.


Aproveche toda la capacidad de su infraestructura simplificando la gestión y escalando los recursos de computación y de almacenamiento de forma independiente. Nuestra arquitectura hiperconvergente está preparada para Data Fabric, de manera que, desde el primer momento, pueda acceder a todos sus datos a través de cualquier cloud: público, privado o híbrido.

HCI de NetApp frente a otros sistemas hiperconvergentes

La compra de cualquier solución hiperconvergente debe ser sencilla, igual que su supervisión, y deben disponer de una gestión consolidada. Todas las infraestructuras hiperconvergentes deben facilitar el uso del cloud privado, proporcionar un único proveedor que realice las tareas de soporte, ofrecer capacidad de expansión y ahorro mediante el pago por uso, poder planificarse y escalar con facilidad, y responder con rapidez a las demandas del negocio. Cada proveedor de HCI enfoca estos objetivos de una forma diferente. 

HCI de NetApp dio un nuevo enfoque empresarial al mercado de la hiperconvergencia del momento, separando la computación y el almacenamiento en nuestras arquitecturas. Esta nueva arquitectura es lo que IDC denomina infraestructura hiperconvergente desagregada (dHCI) . Ningún centro de datos o aplicación requiere la capacidad de computación y almacenamiento al mismo ritmo ni en la misma proporción. HCI de NetApp ofrece la flexibilidad que se necesita para escalar su infraestructura en función de lo que demanda su centro de datos y sus aplicaciones. Este rendimiento predecible se basa en un logro pionero en el sector de HCI: la calidad de servicio (QoS), que garantiza el rendimiento mínimo por aplicación. HCI de NetApp se integra conel cloud híbridoenAmazon Web Services (AWS),Google Cloud,Microsoft Azurey nuestra estructura de datos exclusiva. 

Los proveedores de HCI tradicionales eligieron ofrecer una arquitectura central compartida que virtualizaba el sistema operativo de almacenamiento o lo integraba en el hipervisor. Al ejecutar esta arquitectura, se puede consumir hasta un 30 % de costes de la infraestructura, lo que conduce a un rendimiento imprevisible con tasas de aprovechamiento del 70 % o superior. Las licencias de software se cobran cuando las aplicaciones solo necesitan más capacidad. El HCI tradicional también requiere hardware dedicado y reconocimiento de la ubicación de los datos de los clientes para garantizar una actividad óptima. Es lo bastante sencillo para puestas en marcha de oficinas remotas con una sola aplicación, pero rápidamente escala a la complejidad de escenarios de varias aplicaciones.

Por qué elegir NetApp para la infraestructura hiperconvergente

Gartner predice que, en 2020, «al menos un 20 % de todas las aplicaciones más importantes para el negocio se trasladarán desde la infraestructura tradicional a HCI».1 Ninguna otra solución hiperconvergente ofrece funciones para empresas, como HCI de NetApp. Entre estas funciones se incluyen eficiencias no fiscales, como la deduplicación inline, la compresión inline y la compresión posterior al proceso inline, activadas de forma predeterminada. 

Con HCI de NetApp, puede reducir los costes de hipervisor y acuerdo de licencia empresarial hasta en un 30%, permitir una consolidación de la carga de trabajo un 50% mayor, crear movilidad de aplicaciones y datos en varios clouds híbridos y ser "cloud nativo". Puede ofrecer una experiencia informática de usuario final perfecta para todos sus usuarios, con puestos de trabajo virtuales y otras aplicaciones de usuario junto con un rendimiento garantizado. Utilice el Internet de las cosas (IoT) y la informática perimetral para mejorar las operaciones, recopilar análisis y ayudar a optimizar su modelo de negocio. 

La arquitectura HCI de NetApp está diseñada para clouds privados y puede escalar hasta 40 nodos de almacenamiento y 64 nodos de computación, por lo que puede escalar a la proporción y la velocidad que necesita la aplicación para el procesamiento y el almacenamiento. 

Si desea obtener más información sobre las arquitecturas de HCI, consulte el whitepaper No todas las soluciones de infraestructura hiperconvergente se crean igual: una guía para comprender arquitecturas de HCI habituales .

Continúe leyendo