Compatibilidad con diversos clientes en entornos de desarrollo de software

Elimine la complejidad y los cuellos de botella de los entornos heterogéneos a fin de mejorar la colaboración, y construya un entorno multiprotocolo del que puedan valerse todos los desarrolladores.

Probablemente trabaje con desarrolladores que utilizan una variedad de plataformas de escritorio y, al mismo tiempo, cuente con un sistema de administración de configuración de software (SCM) basado en servidores UNIX® o Linux®. Asimismo, es muy probable que también necesite compatibilidad con clientes UNIX, Windows® y Linux para compilar y hacer pruebas de su software en varios entornos operativos.

Actualmente, para obtener compatibilidad con varias plataformas cliente, es posible que esté utilizando productos de emulación de protocolos tales como SAMBA, NFS Maestro o PC-NFS, que agregan complejidad y gastos de mantenimiento. Además, al introducir otra capa de software en la ruta de acceso de los datos, dichos productos también pueden llegar a afectar significativamente el rendimiento, por lo que se ralentiza el caudal de datos esenciales para los desarrolladores y se disminuye la productividad.

La solución de almacenamiento unificado de NetApp® puede simplificar los entornos complejos y heterogéneos. A diferencia de otros sistemas de almacenamiento, los sistemas de NetApp ofrecen compatibilidad en una misma plataforma con los protocolos más comunes de sistemas NAS y redes SAN, de modo que todos los sistemas cliente puedan acceder a los recursos de almacenamiento en forma directa. Mientras que los clientes de redes de Windows utilizan el protocolo CIFS para acceder a recursos de almacenamiento en red, los clientes Linux y UNIX se valen del protocolo NFS. Gracias a NetApp, ya no necesita productos de emulación como SAMBA o PC-NFS para que distintas plataformas compartan archivos en red. Como resultado, la administración de los sistemas cliente es mucho más simple, y el rendimiento se ve beneficiado.

Además de los protocolos de sistemas NAS, el mismo sistema de almacenamiento también es compatible con redes SAN FC o SAN iSCSI, lo que se traduce en un entorno sencillo y rápido. A modo de ejemplo, es perfectamente posible que su sistema SCM tenga acceso a través de una red SAN a una base de metadatos con gran volumen de tráfico de entrada y salida, mientras que el repositorio de datos (archivos fuente o de versión o archivado) y los espacios de trabajo de los usuarios se encuentren almacenados en volúmenes accesibles mediante CIFS y NFS: todo en un mismo sistema de almacenamiento. Asimismo, como los recursos de almacenamiento de NetApp son sumamente flexibles, se precisa una menor cantidad de dispositivos de almacenamiento y es posible aprovechar mejor cada sistema que se implementa.

Las soluciones de almacenamiento unificado de NetApp eliminan la complejidad y los cuellos de botella de los entornos heterogéneos a fin de mejorar la colaboración entre los desarrolladores, al mismo tiempo que evitan los gastos de capital y de administración derivados de mantener varios entornos de almacenamiento independientes.