Entrevista a Dave Hitz, el zar de la eficiencia

Con la eficiencia de almacenamiento, todos ganan

Es bien sabido que, en NetApp, creamos soluciones innovadoras de administración de datos y de almacenamiento a través de las cuales empresas de todo el mundo ahorran más que nunca y agilizan el funcionamiento de sus sistemas. Muchas de las empresas más exitosas cuentan con una infraestructura de NetApp®. Si hay algo que nos diferencia de la competencia, es nuestra habilidad para ayudar a los clientes a maximizar la eficiencia. De hecho, siempre insistimos en que hay que "gastar menos y almacenar más".

Hace poco, conversamos con Dave Hitz, fundador de NetApp, vicepresidente ejecutivo y, desde hace poco tiempo, "zar de la eficiencia de almacenamiento", con objeto de conocer más detalles sobre su nuevo rol, sobre las razones por las que la eficiencia de almacenamiento es tan importante para NetApp como empresa y sobre el modo en que la eficiencia ayuda tanto a Netapp como a nuestros clientes.

Vemos que creaste un nuevo puesto. ¿Qué es exactamente un "zar de la eficiencia de almacenamiento"?

Dave: (Risa) Mi trabajo es asegurarme de que solucionemos los problemas de nuestros clientes y, al mismo tiempo, que se utilicen menos recursos de almacenamiento. Sé que suena ilógico, ya que somos una empresa con fines de lucro, pero les aseguro que tiene mucho sentido. A veces, los clientes tampoco nos creen. La mejor respuesta que oí a una de las muchas dudas de uno de los clientes más escépticos vino de boca de uno de nuestros vendedores: "Si puedo ayudarlo a ahorrar 30 o 50 centavos por cada dólar, es más probable que vuelva a mí la próxima vez que tenga un dólar".

Esto es visión comercial a largo plazo: si bien contribuimos a que los clientes ahorren dinero y hagan más a corto plazo, también estamos invirtiendo en ellos y en nuestra propia empresa a largo plazo. No digo que sea una posición fácil, pero en NetApp, el objetivo primordial es ampliar nuestra participación en el mercado, y la manera de conseguirlo es encontrando formas inteligentes en las que reducir los costos de los clientes. Nuestro éxito comercial, incluso en épocas de vacas flacas, nos indica que no estamos errados en nuestra convicción de que la reducción de costos sigue siendo una prioridad para los clientes.

¿Por qué creó NetApp el puesto de "zar de la eficiencia de almacenamiento"?

Dave: Este puesto se me ocurrió cuando Rob Salmon, nuestro vicepresidente ejecutivo de operaciones de campo, me señaló que parecíamos estar saliendo de la recesión un poco más rápido que la mayoría de las empresas de la competencia. Cuando el equipo ejecutivo analizó los resultados que estábamos obteniendo, nos dimos cuenta de que una de las razones —de seguro, no la única, pero una muy importante— parecía ser nuestra innovación en el área de la eficiencia de almacenamiento. Me refiero a la eficiencia de almacenamiento en cuanto a lo que proclamamos y a las funcionalidades reales que proporcionamos a nuestros clientes. No obstante, más allá de nuestro éxito, Rob estaba muy preocupado por un hecho: muchos clientes no están aprovechando al máximo las características que ofrecemos hoy en día. Esto nos parece una oportunidad desperdiciada para ayudarles a ahorrar más. A corto plazo, es bueno que los clientes compren nuestras soluciones y que tengamos éxito en ese aspecto, pero a la larga, es posible que ellos no obtengan los resultados que esperaban porque no aprovechan todas las ventajas de las tecnologías de eficiencia de las que estuvimos hablando. El rol de zar se concibió para ayudar a los clientes a sacar el máximo provecho de las características que ofrecemos y, al mismo tiempo, contribuir a una mayor adopción de toda nuestra gama de productos.

¿Cuál dirías que es tu mayor responsabilidad en este puesto?

Dave: Mi tarea principal consiste en orientar a los clientes para que puedan obtener el beneficio máximo de sus entornos de almacenamiento sin sacrificar rendimiento y, en última instancia, incrementar la adopción de nuestras tecnologías de eficiencia de almacenamiento. El proceso de eficiencia de almacenamiento se compone de tres partes:

  • Desarrollar tecnologías que aumenten la eficiencia de almacenamiento. En varios casos, nuestras ideas no se quedan allí. Muchas veces miramos las tecnologías que comercializamos y nos decimos que aun podemos mejorar. De más está decir que los comentarios de los clientes son vitales para la evolución tecnológica.
  • Instruir a los clientes. Es necesario que los clientes comprendan las razones por las que les conviene elegir productos de NetApp y el modo en que podemos agregar valor en el entorno de TI.
  • Simplemente, fomentar la adopción. Conviene asegurarse de que los clientes descubran y utilicen las características de eficiencia, de que se den cuenta de su sencillez, y de que sepan que pueden evaluar y controlar los resultados ellos mismos.
 
 

"Para mí, el objetivo más importante es abogar por la adopción a fin de maximizar los ahorros de los clientes, pero también quiero interesarlos en el tema. Quiero que se pregunten: '¿Qué pasa con los recursos de almacenamiento que ya compré? ¿Cómo puedo hacerlos más eficientes?'. Puede que esto no sea una prioridad para los empleados de ventas; sin embargo, a largo plazo, es muy útil para entablar una buena relación con los clientes".
— Dave Hitz

 
 

Si bien los primeros dos puntos son interesantes, el tercero es el que más me apasiona porque es gracias a él que los clientes pueden ahorrar aún más en sus entornos de TI. Las mejores maneras de ayudar a nuestros clientes son (a) enviar los comentarios sobre los productos al personal de ingeniería, lo que rinde frutos con el tiempo, y (b) fomentar la adopción hoy. Cuando hablo de adopción, me refiero a incentivar a los clientes a utilizar las herramientas que ya tienen, para optimizar el aprovechamiento de los recursos que ya poseen, a fin de ahorrar en recursos de almacenamiento.

La tasa de adopción varía en cada caso porque algunas de nuestras herramientas (como Snapshot™ y RAID-DP®) se encuentran habilitadas en forma predeterminada, mientras que otras necesitan habilitarse (por ejemplo, los clones para entornos de prueba y desarrollo). Además, hay un tercer tipo de herramientas cuya inclusión depende de la decisión del cliente al momento de la compra (a modo de ejemplo, unidades SATA y Flash Cache). Parte de la solución reside en instruir a los clientes, en asegurarse de que estén al tanto del potencial de lo que ya tienen en su entorno de TI. La otra parte de la solución consiste en dejar en claro qué características son las más convenientes.

Para mí, el objetivo más importante es abogar por la adopción a fin de maximizar los ahorros de los clientes, pero también quiero interesarlos en el tema. Quiero que se pregunten: "¿Qué pasa con los recursos de almacenamiento que ya compré? ¿Cómo puedo hacerlos más eficacientes?". Puede que esto no sea una prioridad para los empleados de ventas; sin embargo, a largo plazo, es muy útil para entablar una buena relación con los clientes.

Se dice que NetApp tiene un enfoque único con respecto a la maximización de la eficiencia. ¿Podrías explicarnos por qué?

Dave: Cuando los clientes acuden a nosotros, suelen venir con uno de dos grandes problemas:

  • Están contentos con la forma en que hacen las cosas, aunque les gustaría hacerlo por menos dinero.
  • Quieren que los ayudemos a hacer las cosas de manera completamente diferente, por ejemplo, quieren crear una nueva imagen del escritorio cada mañana para los empleados de su centro de atención telefónica. Lo que estos clientes buscan es una mayor agilidad empresarial.

En ambos casos, la solución es simple: utilizar los recursos con más eficiencia. Gracias a la tecnología, un mismo problema puede abordarse de diferentes ángulos.

Trabajamos muy intensamente a efectos de desarrollar tecnologías que nos ayuden a maximizar la eficiencia y a aumentar la agilidad empresarial, y lo hacemos de varias maneras. Por un lado, se encuentra la automatización, que puede contribuir a mejorar la eficiencia operativa. Cuando se unifica el almacenamiento, se simplifica su administración porque los sistemas NAS, las redes SAN y los recursos de alto y de bajo nivel se juntan en una misma arquitectura. Por el otro, tenemos la eficiencia de almacenamiento.

La eficiencia de almacenamiento es una clase particular de eficiencia que consiste en la habilidad de hacer el mismo trabajo con una menor cantidad de discos. Nuestra innovación se centra en proporcionar una mayor capacidad de almacenamiento y un mayor rendimiento con una menor cantidad de discos sin sacrificar el rendimiento ni la disponibilidad de los datos. Además de contribuir a administrar y hasta minimizar el crecimiento del volumen de datos —en especial de los datos replicados—, también ayudamos a que los clientes obtengan más capacidad y rendimiento del mismo número de discos.

La ventaja que ofrecemos es contar con una sola arquitectura para todo, desde los recursos de alto nivel hasta los de bajo nivel, y que puede trabajar con datos ubicados en sistemas NAS, en redes SAN y en recursos de almacenamiento primario y secundario. Cabe aclarar que cuando miro nuestra suite de tecnologías de eficiencia de almacenamiento —como aprovisionamiento ligero, deduplicación de datos, copias Snapshot, Flash, clonación, uso de RAID-DP para permitir que las unidades SATA almacenen datos primarios además de secundarios— me doy cuenta de que, por separado, no ofrecemos nada que la competencia no tenga. La diferencia yace precisamente en esa arquitectura única y unificada, que garantiza que todas las características que acabo de mencionar se encuentren disponibles en todos nuestros sistemas. Cualquiera de nuestros clientes puede analizar el entorno que ya tiene y comenzar a habilitarlas. No me refiero a que habiliten una sola, sino varias. Quiero que descubran que pueden ahorrar cada vez más.

Por ejemplo, supongamos que acaba de comprar un dispositivo de deduplicación. ¿Sabe si incluye también tecnología de clonación para aumentar la eficacia de los procesos de prueba y desarrollo? ¿Cuenta con la tecnología de aprovisionamiento ligero, útil en casos en los que el administrador de bases de datos solicita 2 TB pero nunca llega a usar más de medio? Si calcula el total de capacidad de almacenamiento mal aprovechada en toda la organización, se dará cuenta de que está malgastando una enorme porción de sus recursos. Mediante nuestra arquitectura unificada, ya está en condiciones de combinar ahorros averiguando cuántas características pueden habilitarse al mismo tiempo. Como pueden ver, es fascinante.

 
 

"Una vez hablé con un directivo de una empresa de salud que acababa de descubrir la deduplicación y que estaba fascinado. Le pregunté cómo se había dado cuenta de sobre qué conjuntos de datos debía aplicarla. Me contestó que ya no intentaba predecir en qué podría aplicarse, porque había descubierto que resultaba útil de maneras que ni había sospechado. El ejemplo que me dio fue el de los datos correspondientes a imágenes médicas: resonancias magnéticas, rayos x e imágenes de bazos. Sólo para ver qué ocurría, habilitó la deduplicación para esos datos y éstos se redujeron en un 33 por ciento. Mi primera reacción fue preguntarle: "¿qué probabilidades hay de que mi bazo se vea igual al tuyo?", a lo que contestó: "no tengo idea, pero sé que puedes ahorrar en áreas en las que nunca lo imaginaste".
— Dave Hitz

 

La virtualización es una de las muchas maneras en que las organizaciones reducen los costos de los entornos de TI. ¿De qué modo la eficiencia de almacenamiento complementa esos proyectos?

Dave: La virtualización y la eficiencia de almacenamiento van de la mano. Ambas tecnologías ofrecen ahorros increíbles para nuestros clientes. Por lo tanto, resulta obvio que, en un contexto de recesión económica en el que la gente quiere reducir los gastos, la eficiencia de almacenamiento y los recursos de almacenamiento optimizados para entornos virtualizados son excelentes herramientas para ahorrar.

Una de las cosas que hicimos fue invertir en tecnologías que nos garantizaran estar un paso adelante de la competencia. Se me vienen dos ejemplos a la mente. En primer lugar, la deduplicación, que funciona tanto con datos primarios como secundarios y es muy eficaz a la hora de reducir la capacidad con VMware®. En segundo lugar, los clones. En muchos entornos virtualizados (en particular, entornos de escritorios virtuales), las empresas quieren docenas, cientos o hasta miles de copias de los mismos datos. Con la clonación, crear esas copias se transforma en un proceso rápido y sencillo. Entre nuestra clientela, contamos con algunas empresas capaces de crear más de 30.000 copias en cinco minutos casi sin utilizar espacio de almacenamiento adicional.

Como empresa, hicimos inversiones y tomamos decisiones en materia de eficiencia de almacenamiento, así como también en el contexto más amplio de nuestra relación con VMware, y hoy en día, todos esos factores nos están ayudando a salir de la recesión más rápido y en mejor posición que las empresas de la competencia. En última instancia, esto se traduce en beneficios para nuestros clientes.

El hecho de que NetApp se enfocara en la eficiencia de almacenamiento, ¿fue suerte o estrategia?

Dave: De hecho, desde nuestros inicios, venimos trabajando en tecnologías que mejoran la eficiencia de almacenamiento. El primer producto que lanzamos al mercado, hace unos 18 años, incluía copias Snapshot, o sea, respaldos instantáneos que no afectan el rendimiento. Luego agregamos otras ideas, como la capacidad de escribir datos en esas copias (lo que dio lugar a los clones), la capacidad de administrarlos (volúmenes flexibles) y muchas más. Supongo que la clave fue estar atentos a los comentarios de los clientes, quienes nos ayudaron a innovar para mejorar la eficiencia.

A fin de cuentas, nos percatamos de que había un gran número de líneas de desarrollo independientes que caían en la misma categoría: resolver más problemas con menos discos. Cuando la economía empeoró, todos nuestros clientes comenzaron a pensar dos o tres veces antes de invertir y a enfocarse en controlar los gastos. Por eso, a partir de ese momento, nos concentramos en ver cuántas de las características que mencioné anteriormente podían habilitarse al mismo tiempo sin que hubiese problemas. Así que ¿fue suerte? No del todo (risa). Si bien tuvimos suerte en la forma en que se dieron los hechos, estábamos preparados porque siempre escuchamos a nuestros clientes, lo que es muy importante.

 
 

"La suerte favorece a la mente preparada". — Louis Pasteur

 

¿De qué manera puede la eficiencia de almacenamiento contribuir a la innovación en las empresas y a su éxito?

Dave: Con la crisis económica, mucha gente empezó a sacarle todo el jugo posible a su infraestructura de TI. Sin embargo, sólo se puede exprimir hasta cierto punto. A medida que los clientes salgan de la recesión, van a tener que evaluar prioridades. Por supuesto que los directores informáticos ya deben de tener una lista muy puntual de las cosas en las que tienen que invertir. Los recursos de almacenamiento suelen encontrarse entre los primeros puestos de esa lista.

Ahora bien, si vamos a hablar de en qué quieren invertir, tendríamos que hacer una lista muy distinta. Ellos preferirían invertir en aplicaciones, en problemas empresariales, en herramientas con las que no cuentan o en oportunidades para contribuir con el crecimiento de la empresa. El problema es que uno no puede concentrarse en la lista de deseos hasta no tener bajo control la lista de necesidades.

Dicho eso, imagínese si pudiera recuperar el 50 por ciento o más de la capacidad total de la infraestructura de almacenamiento. ¿Si le dijera que no necesita invertir en tantos dispositivos como piensa? ¿Y si le dijera, además, que puede administrar más datos con los mismos empleados o incluso con menos?

NetApp puede ayudarlo. El dinero que ahorre le otorgará la flexibilidad necesaria para hacer las cosas que en realidad quiere hacer. Lo que ocurre con el almacenamiento es muy curioso: siempre se encuentra detrás de lo que se quiere hacer; muy pocas veces es la prioridad. Es como ese dicho popular que reza: "Detrás de todo gran hombre, hay una gran mujer". A mí me gusta decir: "Detrás de toda gran aplicación, hay un gran almacenamiento".

¿Tienes algún consejo para nuestros clientes o futuros clientes?

Dave: Sí: hagan preguntas. Trabajen junto al representante de ventas o, más específicamente, junto al ingeniero de ventas y pregúntenle qué características deberían habilitar para los datos que se manejan. No me cabe duda de que van a ahorrar mucho.