Características y beneficios

 

NetApp ofrece una familia de sistemas de almacenamiento unificado con una eficiencia de almacenamiento de primer nivel, lo que permite que las organizaciones de todos los tamaños agilicen los procesos empresariales y reduzcan el costo total en concepto de almacenamiento, administración, protección y retención de datos en formato electrónico. Las soluciones de almacenamiento unificado de NetApp® ofrecen compatibilidad nativa en una misma plataforma con protocolos por archivo y por bloque, incluidos NFS, CIFS, iSCSI, FC y FCoE. El protocolo iSCSI es muy conveniente en el plano económico debido a que reduce los costos inherentes a la adquisición y administración de las redes de almacenamiento. Entre las muchas características y beneficios propios de las redes SAN IP con protocolo iSCSI, pueden nombrarse las siguientes:

Compatibilidad e interoperabilidad

  • Ethernet de 1 y 10 Gb
    • El protocolo iSCSI es lo suficientemente flexible como para adaptarse a casi cualquier velocidad de Ethernet. Hoy en día, las dos velocidades más populares son Gigabit y 10 Gigabit. Gracias a esa flexibilidad, se pueden estandarizar todos los sistemas de la empresa en una misma tecnología de red con un precio y un rendimiento que se ajusten perfectamente a los requisitos de sus aplicaciones.
    • Recursos adicionales:

  • Enrutamiento por IP
    • Una de las ventajas de iSCSI con respecto a otros protocolos de almacenamiento en red es el uso del modelo TCP/IP. Si bien la implementación de TCP/IP agrega cierta complejidad a los sistemas, también aumenta la flexibilidad y el valor en entornos de almacenamiento en red de grandes dimensiones; asimismo, permite efectuar enrutamiento por IP a lo largo de grandes distancias sin necesidad de incorporar gateways adicionales, lo que no es posible cuando se utilizan los protocolos iFCP y FCiP.
  • Aprovechamiento de la infraestructura existente
    • Además de ser compatible con varias velocidades, iSCSI también puede utilizar el hardware de la red existente. Por medio del aprovechamiento de una tecnología en común (Ethernet), se simplifica la administración de la red y se reducen los costos, ya que no se utilizan redes de almacenamiento con fines específicos únicos y, por ende, se elimina la necesidad de contar con personal especializado para mantenerlas.
    • Recursos adicionales:

  • Complemento para las redes de almacenamiento existentes
    • Las redes SAN IP con el protocolo iSCSI también complementan redes de almacenamiento existentes, ya que extienden los beneficios del almacenamiento compartido a servidores aislados, sin acceso a la red SAN. Gracias a que el protocolo iSCSI se vale del estándar Ethernet común y corriente, no resulta muy complicado agregar los servidores aislados a un entorno de almacenamiento compartido.
    • Recursos adicionales:

Flexibilidad
  • MPIO
    • Al igual que otras tecnologías de red, iSCSI es compatible con la tecnología multivía, lo que mejora la resistencia de la red. Por medio de esta tecnología, tanto los dispositivos host como los de destino cuentan con dos vías de transmisión de datos a fin de garantizar la redundancia en caso de que una de ellas falle. Asimismo, cuando se utilizan ambas vías simultáneamente, se incrementa el ancho de banda. NetApp ofrece compatibilidad con las tecnologías MPIO de los sistemas operativos más importantes, y hasta confeccionó un módulo DSM para entornos Windows®. Además de incorporar nuevas funcionalidades y aumentar el rendimiento, el módulo DSM MPIO de NetApp proporciona visibilidad concurrente para volúmenes LUN a través de conexiones iSCSI, FC o FCoE.
    • Recursos adicionales:

Seguridad