La TI ecológica está relacionada con la eficiencia de almacenamiento de NetApp y la manera en que nuestras soluciones les permiten a los clientes ir más lejos, más rápido y de manera más ecológica.

El crecimiento exponencial de los datos produce mayores necesidades de almacenamiento. El enfoque tradicional de agregar más discos y sistemas de almacenamiento satisface la demanda, pero también aumenta las necesidades de electricidad, refrigeración y espacio físico.

NetApp ayuda a dominar el consumo de energía mediante una ecuación simple: restar máquinas y discos, y así reducir los costos de soporte, espacio, personal y servicio. Nuestra Estrategia de ocho puntos para reducir el consumo de energía para almacenamiento emplea tecnologías a fin de detener el consumo de energía y el crecimiento en su origen al incorporar las Diez técnicas de NetApp para mejorar la eficiencia energética de los centros de datos.

Además de consolidar los datos en menos sistemas con discos duros de alta capacidad, NetApp también aplica las tecnologías exclusivas FlexVol®, FlexClone®, Snapshot™ y de deduplicación para optimizar la utilización del almacenamiento. Tenemos nuestra propia Historia de éxito de TI de NetApp que se basa en la implementación de nuestros productos eficientes en el uso de energía.

Además del consumo de energía, la TI ecológica también involucra el diseño de los productos, su fabricación, uso y eliminación de acuerdo con nuestro Programa de responsabilidad de proveedores y las certificaciones ambientales. Con una tasa de reciclaje del sistema del 99 %, hemos evitado que millones de libras de equipo obsoleto terminen en los vertederos.