En NetApp, compartimos la responsabilidad general por la protección y preservación del medio ambiente para nosotros y las generaciones futuras. A ese efecto, no sólo creamos productos de gran eficacia energética, sino que también adoptamos prácticas recomendadas en relación con el medio ambiente.

Nuestro enfoque a la hora de combatir el alza en el consumo eléctrico es simple: utilizar los recursos de almacenamiento más eficazmente para reducir el número de discos y dispositivos. Esta estrategia tiene varios beneficios obvios e inmediatos: por un lado, una reducción de la complejidad y de los costos en materia de personal, asistencia técnica y servicio técnico; por el otro, una mejora en la eficacia y el rendimiento de la red. Asimismo, nuestra estrategia de ocho puntos (PDF) para la reducción del consumo eléctrico de los recursos de almacenamiento hace uso de la tecnología de la que disponemos hoy en día para detener el aumento del consumo en su mismo origen.

Nuestros programas de reducción, reutilización y reciclado incluyen medidas tales como reducir el volumen de materiales descartables en las oficinas; ofrecer a cada empleado una taza reutilizable fabricada a partir de maíz reciclado; y reciclar, entre otros materiales, vidrio, latas, cartón, componentes electrónicos, papel, plástico y baterías. Gracias a estas iniciativas, NetApp obtuvo el premio del programa de reducción de residuos de California (California Waste Reduction Award Program).

No obstante, los premios que recibimos no son el único beneficio de nuestras políticas: gracias a nuestro programa de administración energética, logramos reducir el consumo eléctrico y mejorar la eficacia energética de nuestras instalaciones. Esta iniciativa, que involucra el codesarrollo de tecnologías nuevas y la participación en el programa de reducción de demanda eléctrica de la sucursal californiana de Pacific Gas and Electric Company, no sólo nos valió una reducción significativa de costos, sino también reconocimiento público debido a nuestra preocupación por las necesidades de la comunidad en tiempos en los que la demanda eléctrica es muy alta.

Por otra parte, nuestro programa de reducción de viajes incluye el viaje de regreso a casa garantizado para los empleados que dependen del transporte público, mayores opciones para trabajar desde casa, autobuses de alquiler para el transporte de empleados, estacionamiento reservado para vehículos con dos o más ocupantes y una gran variedad de comodidades destinadas a reducir el número de viajes en vehículos personales por día.