La tecnología ecológica hace referencia a la eficiencia del almacenamiento de NetApp y a cómo nuestras soluciones permiten a los clientes llegar más lejos, más rápido y ser más ecológicos.

El aumento exponencial de los datos conduce a un aumento de las necesidades de almacenamiento. El método tradicional de añadir más discos y sistemas de almacenamiento satisface la demanda, pero al mismo tiempo aumenta los requisitos de energía, refrigeración y espacio.

NetApp ayuda a controlar el consumo energético con una sencilla ecuación: restar máquinas y discos, reduciendo así los costes de soporte, espacio, personal y servicio. Nuestra estrategia de ocho puntos para reducir el consumo energético del almacenamiento utiliza la tecnología para frenar el consumo de energía y el crecimiento en su origen incorporando las diez técnicas para mejorar la eficiencia energética en los centros de datos de NetApp.

Más allá de la consolidación de los datos en menos sistemas con unidades de disco de alta capacidad, NetApp utiliza además sus tecnologías propias FlexVol®, FlexClone®, Snapshot™ y tecnologías de deduplicación para impulsar el aprovechamiento del almacenamiento. Tenemos nuestro propio caso de cliente de tecnología de NetApp basado en la puesta en funcionamiento de nuestros productos de eficiencia energética.

Además del consumo energético, la tecnología ecológica también abarca el diseño, la fabricación, el uso y la eliminación de productos de manera coherente con nuestro Programa de responsabilidad del proveedor y nuestras certificaciones medioambientales. Con una tasa de reciclaje de sistemas superior al 99 %, hemos reaprovechado millones de kilos de equipos obsoletos.